En momentos de inestabilidad económica el ingenio se despierta. Tanto es así que nos puede ayudar a desarrollar un proyecto de lo más productivo y beneficioso para nuestros bolsillos. ¿Por qué no dejarle trabajar?

Cuando hablamos de ingenio nos referimos a esa chispa, talento o incluso intuición; facultades todas ellas necesarias para desempeñar una labor con garantías de éxito. Trasladado al mundo de los negocios, el ingenio también va ligado a la innovacióny, por supuesto, está en todas partes… ¡incluidas las micro empresas!

Para dejar claro que de la innovación también se vive (aunque no sea de forma inmediata, pero sí a medio y largo plazo), la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología (FECYT) puso en marcha a finales de 2012 una iniciativa bajo el lema “las pequeñas se lo están currando”. Y es que nunca está de más transmitir unas dosis de optimismo para motivar a las micro empresas a enfrentarse a proyectos innovadores.¿Cómo? Enseñándoles, con ejemplos concretos y reales, que es posible hacer cosas diferentes.

Desde el pistoletazo de salida de esta campaña, decenas de empresas de pequeño tamaño “que ya se lo están currando”, han compartido sus experiencias en la plataforma de FECYT con vídeos, fotografías y breves textos; pinceladas, en definitiva, de una experiencia laboral más o menos larga, ligada a la innovación en tiempos de crisis. ¿En juego? Una campaña de promoción online para aquella candidata que reciba más votos. Por el momento se baten el cobre en las primeras posiciones las empresas Tie Top (patentó el primer protector de corbatas del mercado) y Encantapiojos (lucha contra estos incómodos compañeros de batalla de los más pequeños).

El próximo 2 de abril se conocerá el nombre del ganador, aunque aquí lo verdaderamente importante es demostrar que el ingenio es el mejor remedio para salir de la crisis, siempre y cuando las ayudas para reactivar el crédito a pymes y emprendedores lo respalden.