En esta infografía, realizada por infographiclabs.com, podemos echar un vistazo a los principales productores y consumidores de vino del mundo.

Como bien sabemos en nuestro territorio, el vino es, más que una bebida, una expresión de creatividad, una forma de alcanzar una de las mejores experiencias sensoriales. Su popularidad no hace más que aumentar en la aldea global y aunque las generaciones más jóvenes prefieren un sabor más dulce y afrutado, el espíritu del buen vino se mantiene.

Podemos comparar cómo la “vieja escuela” sigue mandando sobre las nuevas regiones como EE.UU. Entre Italia, Francia y España suman una producción anual de 14 millones de toneladas, mientras que entre argentinos y norteamericanos, cuarto y quinto país en el ránking mundial de producción respectivamente, no llegan a 4 millones de toneladas. Los tintos de la Toscana, el Burdeos y nuestro Tempranillo, por tanto,  son bastante más populares que el estadounidense Pinot Noir o el Merlot producido en Argentina.

En cuanto a consumo, los principales puestos del ranking se corresponden con los más países más productores, con los puestos cambiados entre Francia e Italia y la excepción de España que baja al quinto puesto relegado por la creciente demanda en EE.UU. que se sitúa en el top 3.

Aunque no aparezca en el gráfico, no tenemos que olvidar la floreciente cultura enológica en China. Recientemente, la D.O. La Mancha ha comunicado que puede suponer su tercer comprador mundial. Como dato curioso, el gigante asiático ha colocado su primer fondo de inversión en vino.