El debate sobre la necesidad de tener un plan de pensiones privado para complementar la pensión pública cobra cada vez más auge vista la combinación de factores como la evolución de la pirámide de población, el aumento de la esperanza de vida, el descenso en el número de cotizantes a la Seguridad Social o el estado de las finanzas públicas.

Juan Luis García Alejo, director de Análisis y Gestión de Inversis Banco, ha sido entrevistado como experto en el programa de Telemadrid ‘En tus zapatos‘, dedicado a las pensiones. García Alejo quiso dejar clara una premisa básica que preocupa a muchos ciudadanos: ‘No es que no se vaya a cobrar la pensión sino que, tal y como están diseñadas las pensiones, necesitamos hacer algo con ellas porque tienen un problema potencial de sostenibilidad a largo plazo. Tenemos que hacer algunos ajustes en términos de lo que cobramos, cuánto y de qué manera. El problema no es probablemente para los que se acercan a la edad de jubilación en estos momentos, sino para los que dentro de unos años accedan a ese status. Hay que tranquilizar a las personas que estén próximas a jubilarse porque van a cobrar su pensión,  las reglas están prácticamente cerradas, pero hay que estar atento al debate porque tiene que haber algún cambio’.

El director de Análisis y Gestión de Inversis defendió la necesidad de crear una cultura del ahorro en España: ‘El suscribir un plan de pensiones privado va en función de la capacidad económica de cada uno, no todo el mundo puede hacerlo. Hay que tener claro que es bueno ahorrar y complementar esa pensión de cara a en lo que parece una situación a futuro en la que las pensiones van a ser la misma tarta para más años. Cada uno en la medida de lo que pueda. Lo que tiene un plan de pensiones es la dificultad de entender que es algo ilíquido hasta que te jubiles, excepto en algunas circunstancias particulares. Sin ningún tipo de duda, la cultura del ahorro no está de más en un país que viene hasta el año 2007 de la cultura del gasto. Es una combinación razonable de poner parte de los recursos que tienes cada mes en un vehículo de ahorro que a largo plazo te permita complementar tu pensión pública’.

“La cultura del ahorro no está de más en un país que viene de la cultura del gasto”

García Alejo subrayó la importancia de llegar a los más jóvenes con el mensaje de que cuanto antes se empiece a generar un ahorro complementario a la pensiones, mejores frutos dará: ‘ Todo el mundo debe de tener un plan a largo plazo de sí mismo, por mucho que le guste el carpe diem, hay que tener una visibilidad acerca de qué va a hacer cuando deje de trabajar. Cuanto antes se empiece a tener esto claro, mejor. Si tienes 100 euros y tienes 20 años, con que pongas a lo mejor 1 euro es suficiente. Si tienes 60 años, no tienes que poner uno, tienes que poner una cantidad que se acerque más a cinco, diez, veinte euros, dependiendo de la capacidad de cada uno y de las circunstancias personales. Empezar desde el principio y crear personalmente una cultura del ahorro pensando en complementar las pensiones es algo que es necesario para todos’.

“Todo el mundo debe de tener un plan a largo plazo de sí mismo, por mucho que le guste el carpe diem”

Conociendo las dudas que plantean muchos ciudadanos acerca de si el dinero de su plan de pensiones debe estar invertido en renta variable o renta fija, el experto explicaba cuál es la mejor opción para cada momento vital: ‘Cuanto más cerca estás del punto en que te jubilas, más necesidad tienes de asegurar ese capital. Cuanto más queramos ganar, más tenemos que arriesgar y ese riesgo solo se debe tomar cuando estás muy lejos del punto de jubilación. Hay que dejarse asesorar en este tipo de cuestiones que son para el resto de tu vida.

El plan de pensiones es un traje a medida pero, en general, para alguien que es joven, que tiene hasta la edad de jubilación de 30 a 40 años, lo que tiene que hacer es tener intuitivamente una porción más alta de riesgo en su cartera, algo más de renta variable. ¿Cuánto? cuanto más joven se sea y menos aversión al riesgo se tenga, más. ¿Tienes hijos, de unos 10 años? Ponles 100 euros en algo que sea tipo renta variable, no hay ningún problema. Ahora, si eres un trabajador que ya has pasado ese umbral, tienes 55 años, seguramente tendrás más capacidad de ahorrar, pero como estás más cerca del punto en el que vas a necesitar ese capital, tienes que estar más cerca de la renta fija o de activos más seguros.

“Hay que dejarse asesorar en este tipo de cuestiones que son para el resto de tu vida”

La gente tiene que entender el concepto como que va más allá de la pensión pública, es decir, tú tienes que hacer una planificación financiera, tener un plan de ti mismo a largo plazo es necesario. Yo estoy comprando una casa, tengo una hipoteca, cuando llegue el momento de la jubilación ya se habrán ido mis hijos de casa, puedo liquidar esa casa y comprarme una más pequeña, puedo vivir del excedente, puedo tener la fortuna de tener tierras y vivir de parte de las rentas, etc. Todo esto hay que meterlo en la misma coctelera, agitarlo y pensar, que es la gran pregunta: el día que yo me jubile, ¿cuál es la renta con la que yo necesito vivir? Con esa respuesta hay que construir hacia atrás qué es lo que tenemos que hacer’.

García Alejo abordó también una de las aristas más interesantes en el debate en torno a los planes de pensiones: su fiscalidad, cuál es la fórmula idónea para rescatar ese dinero que se ha estado ahorrando durante toda una vida con la menor merma posible: ‘Una de las citas que tenemos los españoles todos los años es con Hacienda, que nos acompaña también en el momento de nuestra jubilación. porque cuando hemos puesto ahorro en un plan privado de pensiones, tenemos una serie de ventajas fiscales que básicamente consisten en hoy no pagas impuestos, los estas difiriendo, los estás retrasando hasta el momento en que hagas el rescate de ese plan de pensiones.

“Si rescatas de golpe tu plan de pensiones, tienes un aumento de renta importante y eso va a tener un impacto fiscal”

Es importante saber cómo se rescata un plan de pensiones porque tú, en esencia, puedes hacer dos cosas. con la normativa actual: rescatarlo de golpe o rescatarlo poco a poco. Desde un punto de vista fiscal, si rescatas de golpe tu plan de pensiones, tienes un aumento de renta importante y eso va atener un impacto fiscal importante, vas a pagar más que si lo haces poco a poco’.