Durante la última semana se había marcado en el calendario con fuego este miércoles como día importante. ¿Por qué? Angela Merkel visitaba España para reunirse con Mariano Rajoy. Las palabras de la canciller han sido de apoyo a las medidas económicas tomadas por el presidente español.

Simultáneamente, a mediodía, el presidente del BCE, Mario Draghi, comparecía tras la reunión mensual de la autoridad monetaria europea.

Y, ¿cómo se pueden valorar las palabras de Draghi? ¿Cómo lo recibirán los mercados? ¿Ha superado o decepcionado expectativas? Estas cuestiones las analiza Juan Lus García Alejo, Director Inversis Gestión:

La comparecencia confirma las filtraciones de ayer a Bloomberg (el “Draghileaks”).

  • Lo filtrado: que el BCE comprará de forma ilimitada (“en cantidad adecuada para el cumplimiento de objetivos”), deuda soberana principalmente hasta 3 años y bajo estricta condicionalidad. Además, dichas compras serán totalmente esterilizadas (esta es la pequeña victoria de Weidmann-Buandesbank-Schauble-Alemania) y el BCE tendrá la misma consideración que el resto de tenedores de bonos en caso de reestructuración (=pérdida de la condición de acreedor privilegiado).
  • Mantiene tipos (esperado parcialmente; ¿Por qué no ha bajado? Porque los mecanismos clásicos de política monetaria estaban rotos, bajar más los tipos era ineficiente).
  • Las reglas para los colaterales empleados ante el BCE se relajan. Las amenazas de las agencias de calificación se vuelven “mini-amenazas”; los bancos cuentan de nuevo con margen financiero a pesar de lo que diga Moody´s.

Entrando en los detalles:

1) El BCE comprará bajo estricta condicionalidad: previo programa del EFSF/ESM o línea provisional de liquidez para el país en cuestión. Es decir, el país tiene que pedir ayuda y esto desencadena la operativa del EFSF, pero también del BCE. ¿Qué es estricta condicionalidad? ¿Más condiciones para España o cumplir a rajatabla las que ya tiene encima de la mesa? En mi opinión esta segunda opción.

2) Compra sin objetivo explícito de TIR/spread: valorará los niveles junto a otros relacionados con la liquidez y volatilidad. Ponerte límites es arriesgarte a que los inversores intenten hacer saltar los mismos.

3) Transparencia total: uno de los rasgos de la política monetaria moderna.

Rebaja las previsiones de crecimiento para 2012 y 2013. Esperable y señala que los riesgos están hacia abajo.

Draghi cumplió lo señalado el 24 de julio: Whatever it takes. Believe me… ¿Y los mercados?

o     Para la RF gubernamental periférica (España en especial): creemos que hay margen de mejora en los cortos (¿100 p.b. adicionales?), incluso en los largos (pendientes en máximos, posible aplanamiento de las mismas…). Es aquí donde el impacto habría de ser mayor: es el objetivo de estas acciones del BCE.

o     Para la RF alemana: seguimos negativos (débil subasta del 10 años de ayer y posiciones crecientes de cortos en los treasuries)

o     Para la RV (¿más discutible?): el efecto derivado de la mejora de RF periférica; cierta tranquilidad por menor prima de riesgo de ruptura del euro; tiempo mientras llegan las citas políticas.

o     Para el euro: nos aleja del mínimo del rango 1,2-1,3, pero sin razones para superarlo

 

Podemos decir que Draghi ha eliminado de la cabeza de los mercados el escenario del “accidente financiero”, el denominado riesgo de cola. En cristiano: se reafirma la IRREVERSIBILIDAD DEL EURO.

Vídeo de Bloomberg.com