Entre la gran variedad de fondos de inversión que se ofrecen hoy en día al inversor, podemos encontrar algunos que llaman la atención por la originalidad de los activos en los que invierten frente a otros más tradicionales. Así, hay fondos que invierten en temáticas tan singulares como grafeno, vino, religión o piedras preciosas. Al margen de ser indudablemente inversiones más llamativas y originales, cabe preguntarse si esta originalidad influye en los rendimientos que se obtiene de la inversión o en el riesgo que se asume.

El equipo de analistas de fondos de Andbank España, considera que con este tipo de fondos “estamos asumiendo un riesgo superior al de los índices tradicionales de renta variable, con el objetivo de obtener una rentabilidad mayor. Sin embargo, muchas de las temáticas tienen unos riesgos que son distintos a los de los índices que se suelen utilizar en carteras, lo que añade un componente de diversificación que consideramos muy positivo. Debemos tener en cuenta que para algunas temáticas los tiempos de maduración son elevados, por lo que la paciencia y tener en mente un objetivo de largo plazo es importante”.

Estas son algunas de las opciones de fondos de inversión que se salen de lo tradicional:

-Madera

Fondos que invierten en productores de madera sostenible o compañías propietarias de bosques de madera donde los árboles van creciendo e impulsando su valor. El factor sostenibilidad es tenido en cuenta en este ámbito al valorarse la inversión socialmente responsable.

Un ejemplo es el Pictet-Timber P EUR, que aplica una estrategia de crecimiento del capital mediante la inversión de al menos dos tercios en valores relacionados con empresas dedicadas a la financiación, plantación, y gestión de los bosques o zonas boscosas y/o en el procesamiento, producción y distribución de madera para la construcción y otros servicios y productos derivados de la madera que figuran en la cadena de valor de la silvicultura. Otra opción de inversión sería el fondo Nordea 1 Global Climate and Environment.

-Grafeno

El grafeno es un material que procede del grafito y posee unas propiedades de dureza, flexibilidad, alta conductividad y resistencia no vistas hasta ahora, lo que hace que muchos le auguren un futuro brillante por sus múltiples aplicaciones posibles en telefonía, sanidad y otros campos.

Una de las opciones para invertir en este mineral es hacerlo a través de fondos que invierten en compañías mineras que lo explotan, como Graphene Labs, u otras que lo utilizan en sus productos, como fabricantes de telefonía móvil, empresas de tecnología y otras aplicaciones, como el Applied Graphene Materials.

-Oro y metales preciosos

La inversión en oro se ha extendido a medida que el preciado metal se ha ido convirtiendo en un activo refugio en momentos de inestabilidad en otros mercados. Más exclusiva es la inversión en diamantes y otras piedras preciosas. En este caso, el fondo invierte en empresas que producen estas gemas. Hay también fondos de inversión que no invierten en la materia prima física, pero sí en compañías productoras y extractoras de piedras preciosas. En esta categoría tenemos el Lombard Odier World Expertise o el Share Gold.

-Vino

Fondos que invierten o bien en bodegas que cotizan en Bolsa y cultivos agrícolas, o bien en empresas que participan en la cadena de valor de este activo desde sectores como la distribución o el transporte, como el March Vini Catena FI.

-Bolsas exóticas

La globalización de la operativa financiera y los avances tecnológicos permiten acceder a las Bolsas más exóticas, si bien los fondos de inversión suelen ofrecer la inversión en estos mercados combinada con otras más tradicionales para compensar los riesgos. Aquí se encuadraría el Schroders International Selection Fund Frontier Markets.

-Religión

Fondos que invierten teniendo en cuenta los principios de una religión determinada, como los de Inspire Global que siguen los valores de la Biblia y descartan las empresas de pornografía, apuestas alcohol o a la hora de invertir. O el Amana Income Fund que invierte de acuerdo con los principios del Islam; un fondo de gestión value que no invierte en bancos, tabaco, alcohol o juegos de azar.