David Sánchez y Francisco Javier Velasco, analistas y selectores de fondos de Andbank España

David y Javier, Javier y David, pasan gran parte de la jornada laboral juntos y, aún así, bien avenidos. Ambos se encargan de estudiar y seleccionar entre miles de fondos de inversión las mejores opciones para afinar al máximo los fondos que al final se ofrecerán a cliente. “Pasamos gran parte del día analizando datos -señala Javier-, visitando gestores y buscando los mejores fondos que deben conformar las carteras y a partir de ahí comunicamos y transmitimos a la red de banqueros el porqué de estas decisiones”. David apunta: “Es un trabajo muy abierto, donde en un mismo día puedes ver a un gestor, grabar un vídeo explicando el valor de un fondo, sentarte con un cliente, analizar durante horas qué han hecho los fondos recomendados o tratar de desentrañar la nueva normativa MiFID II”.

Cada uno aporta buenas cualidades a este tándem, “la capacidad analítica creo que es importante, pero en mi caso -subraya David- lo fundamental es que me gusta trabajar con números”. En el caso de Javier, un factor clave es su capacidad de síntesis: “cuando trabajas con muchos datos y mucha información, corres el riesgo de perderte en los mismos por lo que la capacidad de síntesis y análisis se vuelve fundamental”.

David y Javi Andbank fondos de inversion

La evolución de los mercados marca la cantidad de adrenalina que trae cada día, como menciona David: “va por rachas, ha habido momentos muy estresantes. Cuando todo va bien no hay problema, cuando llega la volatilidad afloran los nervios”. Javier destaca lo positivo que supone trabajar con distintos equipos: “la estructura que tenemos hace que podamos tener comités con los diferentes equipos de activos, estrategas, renta fija, renta variable y los fondistas, como nos llamamos. Esto hace que podamos aprender todos de todos y compartir información, te abre la mente y ayuda en la toma de decisiones”.

Fuera del trabajo,apuestan por el tiempo de calidad con familia y amigos: “trato de dedicarle tiempo a la gente, sobre todo a la familia y cuando queda tiempo a los amigos -apunta Javier-, para mí el entorno personal de familia y amigos es lo primero porque soy muy sociable y necesito de esto a mi alrededor”. “Algo de deporte y descansar todo lo que se pueda -comenta David-. unas cañas con amigos o una buena cena de vez en cuando también se agradece”. En su caso, el estrés se olvida corriendo: “suelo salir a correr varios días por semana; me gusta porque no requiere ni de mucho tiempo ni de mucho material, con unas buenas zapatillas y en una hora lo tienes despachado. El reto es constante, siempre hay ganas de mejorar, correr más lejos o llegar en menos tiempo”. Javier se confiesa más futbolero: “el fútbol es mi devoción, desde que tengo 4 años he jugado y tengo la espinita clavada de no haber podido llegar a algo más, se me da bien pero en su momento me tiró la vena académica y el mundo financiero y aquí estoy, quien sabe si podría haber jugado en la selección y haber marcado el gol en la final del mundial, comenta con un guiño. También practico golf y esquí, pero siendo consciente de que mientras me aguanten las fuerzas, el fútbol seguirá siendo mi deporte top”.

Ambos han dedicado también parte de su tiempo a proyectos sociales, David durante su época de estudiante: “fui colaborador de un programa de ocio alternativo para jóvenes en Oviedo, cuyo objetivo es que los jóvenes puedan tener otras opciones los viernes y los sábados por la noche que no sea quedarse en casa o irse a un bar. Dentro de ese programa me dedicaba a organizar partidos de baloncesto en distintos polideportivos de la ciudad. Tuvo muy buena acogida y me consta que se siguen haciendo cosas. Guardo buenos recuerdos de aquella época, había muy buen ambiente y la alta asistencia demostraba que, si se dan alternativas, la gente responde”. Javier, vinculado a su gran pasión, el fútbol: “el equipo en el que juego tiene categorías inferiores y colaboro con los más pequeños como entrenador y preparando clinics deportivos. Queremos inculcar el deporte en los valores de los más pequeños. Después de más de 13 años desde que creamos el proyecto, la satisfacción de ver a los más pequeños disfrutar con este deporte que tanto me ha dado a nivel personal hace que me sienta recompensado porque, como les suelo decir a los peques, “el fútbol es lo más importante de las cosas que no tienen importancia”, algo que irán descubriendo cuando se hagan mayores”.

¡Conoce a otros compañeros de Andbank España en #AndbankPersonal!