Marian Fernández, responsable de Estrategia de Inversis Banco, analiza en este vídeo la evolución de Japón hacia el crecimiento sostenible.

“Es verdad que hemos visto datos positivos desde el consumo, mejora de indicadores como las ventas al por menor, también los datos de inversión son buenos, incluso las encuestas, que apuntan a un aumento en los pedidos de maquinaria, de exportaciones de autos… Creemos que desde ese punto de vista la percepción es mejor y el mismo Banco Central de Japón así lo recoge, diciendo que se han eliminado las incertidumbres que pesaban a corto plazo en relación con la economía japonesa. Un buen comienzo”, apunta Fernández.

Obstáculos en el camino de Japón

“El tema exterior es una de las cuestiones a vigilar. Estamos viendo en la evolución de las importaciones cómo el yen más débil les está pasando factura y cómo, sin embargo, en las exportaciones todavía no se está aprovechando ni ese yen más débil ni la mejora de la economía, con lo cual el déficit va al alza. Las reformas estructurales es el siguiente paso dentro del tema económico y, en ese sentido, las reformas laborales deberían ser una de las cuestiones básicas de este año”, insiste la experta.

Apoyo del Banco de Japón

“Probablemente para la primavera será cuando se espere algo más de intervención coincidiendo quizá con el hecho de que en el mes de abril va a haber una subida del impuesto al consumo en Japón que podría detraer algo el crecimiento. Seguimos apoyando un debilitamiento de la divisa y una mejora de la evolución en Bolsa de la economía japonesa”, concluye la responsable de Estrategia de Inversis.