El ‘tapering’ es una reducción en las compras de activos que está llevando a cabo un banco central. En determinadas situaciones de crisis económica o financiera, los bancos centrales adoptan medidas convencionales, como puede ser una bajada de los tipos de interés; pero, cuando éstas no son suficientes, pueden utilizar otras herramientas no convencionales o extraordinarias, como la compra de activos por ejemplo de renta fija. Cuando la situación económico-financiera se normaliza, toca retirar esos estímulos y eso es el tapering. Así lo explica Marian Fernández, responsable de Macroeconomía de Andbank España, en este podcast. “El tapering -señala Fernández- es parte de una estrategia de normalización, de vuelta a la normalidad, a las herramientas tradicionales de los bancos centrales”.

El tapering, o retirada de estímulos, suele tener un impacto negativo en la renta fija, con tipos más altos, y positivo en la divisa. En todo caso, como señala la experta: “Es importante tener en cuenta la gradualidad y una adecuada política de comunicación por parte del banco central; que, si se hacen bien, suavizan el impacto del tapering en los mercados”.