Abrimos la semana preparando la cumbre europea y a la visita del FMI a España. Comenzando por el FMI, este recorta las estimaciones de crecimiento mundial, pero dibuja un 2013 mejor que el 2012. Por países, el PIB de EEUU se mantendría al 2% en ambos ejercicios, en la línea con las estimaciones de Inversis. China pasa del 7,8% al 8,2%, la zona euro en reseción en 2012 (-0,4% vs. 0,3% ant.) y ligero crecimiento en 2013 (0,2% vs. 0,7% est.) Destaca la recuperación de Brasil e India: del 1,5% en 2012 al 4% en 2013; y del 4,9% al 6%.

El FMI lanza además un mensaje de “alarmante riesgo de profunda desaceleración mundial”, que no reflejan las previsiones anteriores.

La primera reunión del ESM se saldó con pocas novedades. Confirmada la capacidad de fuego (500.000 millones de euros) y la posibilidad de apalancarse vía garantías (20-30% de las nuevas emisiones de los países objeto de ayuda). Entre los asuntes pendientes, los claves: ¿ayudará a los bancos irlandeses y españoles sin computar en déficit antes de la entrada en vigor del supervisor bancario único?

Los fondos de tensión siguen en Grecia y España. Grecia, con recorte de gastos ya cerrado, está pendiente del informe de la Troika. En palabras del FMI, abogando por más tiempo y nueva reestructuración de deuda. SObre España, ayuda “enfriada” y malas nuevas desde S&P. Esta agencia baja el rating de España y coloca al país al borde del bono basura. Entre las razones esgrimidas, la no petición de asistencia financiera y las dudas sobre la pérdida de momento de la voluntad política europea para una solución para España. Atentos, por tanto, por un posible impacto en índices en caso de nuevos recortes.

De cara a la cumbre del 18 y 19, en la agenda está una unión bancaria y fiscal. Sobre la primera hemos visto señales que invitan a pensar en cierto retraso. Como en otros casos, es una reunión de la que es importante para los mercados dar una sensación de “hoja de ruta”, al margen de la relajación de los plazos.

Entre los emergentes, recorte de tipos en Brasil, antes de los esperado. Ahora bien, aunque se mantiene el sesgo neutral empieza a haber disensiones sobre la medida: cinco votos a favor y tres en contra.

Esta semana revisamos nuestras carteras y no proponemos cambios. Con todas las emisiones, en el caso de la cartera Conservadora, con rentabilidades por encima del 3% y “casi” todas, en el caso de la Agresiva, por encima del 4%, parece conveniente esperar una recuperación adicional del mercado de Renta Fija, para deshacer posiciones.

Divisas
El euro ha seguido fielmente el movimiento de los mercados en Europa durante la semana, una muestra más de que el momentum predomina en el cambio de las dos divisas más importantes internacionalmente, y en el caso más reciente de una cierta debilidad relativa.
La libra ha mostrado algo de fortaleza recientemente, dejando de lado todas las noticias locales que son potencialmente negativas para la libra, lo que la ha situado de nuevo en modo “safe heaven”, al menos momentáneamente.

Materias primas
El oro baja esta semana a la par del dólar que se fortalece y resta fuelle al metal dorado como alternativa de inversión.

Seguimos pensando que la posible decepción podría llevar a una toma de beneficios que no esperaríamos que fuera muy severa para tomar posiciones. Estamos en el que probablemente será el primer trimestre de EPS negativo en términos interanuales.

Más información y análisis en el Informe Semanal de Estrategia