Madrid 2020 ha presentado ya la primera parte de su proyecto “20/20, unidos por un sueño” con el que quiere ensalzar los valores olímpicos de los futuros líderes del deporte español. Entre ellos no podía faltar nuestro tenista, Dani Caverzaschi, que acudió a la cita como uno de los 20 jóvenes talentos de distintas disciplinas: los primeros abanderados de la candidatura de Madrid para albergar los Juegos Olímpicos y Paralímpicos en 2020.

“De Madrid 2020 destaco su actitud”, reconoce Dani, quien asegura que haber sido seleccionado en este proyecto “es una maravilla, un honor estar con todos estos atletas”. Junto a él grandes y a su vez jóvenes talentos respaldan el proyecto de Madrid: Alex Dujshebaev (balonmano), July Takacs (marcha), Mario Mola (Triatlón), Ana Peleteiro (Triple Salto), Luis Hernáiz (fútbol), Irene García (lucha), Sarai Gascón (nadadora paralímpica), Roc Oliva (Hoceky hierba), Queralt Casas (baloncesto), Néstor Abad (gimnasia artística), Natalia Golding (hípica), Sara Rodríguez (Judo), Víctor Gutiérrez (Waterpolo), Didac Salas (salto con pértiga), Araceli Navarro (esgrima), Irene Salgado (tiro), Albert Torres (ciclismo), Sete Benavides (piragüismo) y Carlota Ciganda (golf) forman con Dani las 20 caras del sueño olímpico madrileño.

Para nuestro tenista en silla, participar en las Paralimpiadas de Londres fue un logro ganado a pulso, y trabaja día a día para volver a estar en unos Juegos, esta vez en los de Río de Janeiro 2016. Pero, ¿qué opina Dani de unos posibles Juegos en Madrid 2020? “Sería una pasada que fuesen las olimpiadas en Madrid, me encantaría jugar aquí con mi público, en casa… ¡Ojalá!“, reconoce entusiasmado.

Habrá que esperar hasta el 7 de septiembre de 2013 para saber cuál es la decisión final del COI al respecto, que la dará a conocer desde Buenos Aires.

Después de la presentación de Madrid 2020, Dani ya ha retomado sus clases de Economía en la Universidad de Warwick, sus horas de gimnasio y entrenamiento en la pista de tenis. Dos disciplinas, la académica y la deportiva que las compagina de una forma ejemplar en su día a día en Inglaterra, gracias al apoyo que desde el primer momento ha tenido y tiene de la Comunidad de Inversis.