El sector de las telecos no es ajeno a la crisis actual. La facturación en telefonía fija cayó un 9,1% en 2012, un 9,2% lo hizo la telefonía móvil. Antes de alarmismos mejor reflexionar, y es que el camino a la recuperación puede pasar por la propia tecnología. ¿El motivo? Uno de cada cuatro españoles está ‘enganchado’ a las aplicaciones móviles: 12 millones de usuarios descargan 2,7 millones de apps al día.

Las ‘apps’ vivieron el año pasado un auténtico estallido, crecieron más de un 140%, pasando de los 5 millones de usuarios activos a los 12 millones en septiembre de 2012. El público se decanta claramente por las aplicaciones gratuitas y de gran utilidad, novedad y calidad, como la que presentó en su día Inversis Banco, disponible en Apple Store y Google Play, y que está teniendo una buena acogida.

Las aplicaciones móviles y las redes sociales beben las unas de las otras. Y si a las unas les va tan bien, las otras, esto es, las redes sociales, no son una excepción. El IV Estudio Anual de Redes Sociales, que elaboran conjuntamente Elogia e IAB para conocer el comportamiento de los internautas en estas “telarañas” de Internet, confirma su escala positiva.

Las redes sociales han alcanzado ya su madurez. Casi 8 de cada 10 internautas de entre 18 y 55 años ya las utilizan. Facebook sigue siendo la red social más usada por los encuestados del IV Estudio anual de Elogia e IAB. Le siguen Youtube, Twitter, Tuenti (aunque presenta un retroceso con respecto al 2011) y Google+.

Un detalle importante que refleja el informe es que se está dando un cambio de redes sociales, unas se sustituyen por otras, pero no se aumenta el número de redes de uso. Es decir, adaptamos nuestra presencia en una red u otra según nuestras propias necesidades. Si éstas cambian, también lo harán nuestras redes sociales, acogiendo nuevas y/ o abandonando otras previas que ya no necesitemos. En pocas palabras: nuestro comportamiento en redes sociales es un tanto darwiniano. Como recordarán: “solo los más aptos sobrevirán…” en la red.