En este último episodio, seguimos con el diálogo entre Dani Caverzaschi y Juan Luis García Alejo, Director de Análisis y Gestión de Inversis. En el video, Dani le plantea diversas cuestiones económicas. Más abajo tienes las respuestas didácticas de García Alejo.

“Mentoring Dani” es el reto que aceptó Inversis Banco. Nos hemos propuesto trasladar nuestra experiencia en gestión activa a un auténtico experto en valores; esta vez humanos: Daniel Caverzaschi, un joven de 19 años que representó a España en las Paralimpiadas de Londres 2012, en la modalidad de tenis en silla de ruedas.

Queremos ser parte de sus logros, pero también de su esfuerzo, no sólo en la cancha de tenis sino también en su vida académica. Por eso, Daniel, estudiante de Economía de la Universidad de Warwick (Inglaterra) va a tener a su disposición a los analistas de Inversis, y a toda la comunidad de Facebook para interactuar, preguntar sus dudas y compartir sus avances deportivos, académicos y humanos.

 

Dani Caverzaschi (P): Yo como inversor particular… ¿puedo especular con la deuda de un país?

Juan Luis García Alejo (R): ¡Querido Dani! Cuando pones en la misma frase las palabras inversor y especular (échale un ojo al Diccionario de la RAE), estás haciendo juicios de valor de aquellos que despiertan pasiones y ríos de tinta. En cualquier caso, si a lo que te refieres es si la deuda de un país es un activo sobre el que puedas emitir opiniones y tomar decisiones de inversión, la respuesta es clara y sencilla: puedes invertir en instrumentos que permiten posicionarte a favor y en contra.

Estar a favor es trivial, compras y ya está (bien en directo, a través de fondos de inversión, a través de derivados, …).

Estar en contra es menos sencillo de ver. Porque podemos argumentar que con “no comprar” ya estarás siendo negativo sobre el futuro de la deuda. Algo que no se demanda caerá en precio. Pero, también podemos ponernos en contra de la misma para ganar dinero si las cosas van mal. En este segundo caso, es donde aparecen las discusiones, que a mi modo de entender son más bizantinas que otra cosa. Apostar en contra de algo (y ya hemos hablado de las posiciones cortas) tiene ciertas connotaciones éticas que generan opiniones encontradas. Parafraseando a Miguel Boyer: ¿apostamos al desastre? El tema da para mucho y solo te voy a dejar algunas pinceladas que me parecen relevantes.

Podemos argumentar que con “no comprar” ya estarás siendo negativo sobre el futuro de la deuda.
  • El precio de los activos suele ser un buen reflejo de lo que representan: si tu país es un desastre, el precio de tu deuda caerá; si no pones remedio, caerá mas. ¿por qué algo tiene que valer lo que no hay detrás?
  • Cuando hablamos de deuda pública hay unos efectos colaterales sobre los ciudadanos derivados del comportamiento de la misma. Estos efectos no deben de ser desdeñados, ni olvidados, ni minimizados. Lo que esperamos es que los políticos de un país hagan lo necesario para que su deuda no sea considerada como una mala inversión. Te dejo una pregunta retórica: ¿por qué tienen que confiar los inversores en la deuda de una comunidad autonoma que se ha gastado todo el dinero en aeropuertos fantasmas, centros culturales más propios de megalómanos, creación de empresas de participación pública, o que ha nombrado a dedo cargos y más cargos de confianza? No hay que exagerar, pero hemos tenido una paupérrima gobernanza económica interna que tiene su origen hace más de 20 años.
  • Es muy difícil, no imposible, que en grandes activos un puñado de inversores distorsione el precio de forma sistemática (mucho y durante mucho tiempo).
  • Algunas de las operaciones que se pueden hacer son poco transparentes y esto no se debe de permitir. Y menos si el vehículo con el que se ponen en marcha está apalancado.

Como ves, un tema espinoso; pero apasionante. Y que da para que nos sentemos unas cuantas horas con personas que tengan diferentes visiones y te aporten también la suya.

(P): Una pregunta rápida Luigi, que me voy a entrenar… ¿qué son las commodities? ¿Por qué el precio de la gasolina no baja cuando lo hace el Brent?

(R): Cuando usas el término commodity en finanzas agrupas bienes que en esencia son indiferenciables: carbón, cobre, platino, crudo. Es cierto que por ejemplo no todos los “crudos” son iguales, pero hay estándares que permiten identificar esas diferencias. Uno puede hablar del petróleo Brent o del West Texas y aunque se mueven por factores propios, siguen estando altísimamente correlacionados. Las commodities se identifican en general con las materias primas elaboradas o no y en los últimos años han crecido en popularidad como resultado de varios factores: el primero, el hecho de que son activos que aportan valor a largo plazo y se comportan de forma diferente a la renta fija o la variable. El segundo porque se han conseguido vender a través de instrumentos financieros de sencillo acceso: fondos, ETFs, futuros, …

¡Y sobre el segundo tema podríamos escribir una enciclopedia! Te respondo con una pregunta: ¿por qué no baja el precio del pan cuando baja el precio del trigo? En ambos casos siendo dos bienes relacionados, entre ambos hay una cadena de factores que pueden distorsionar la relación. En el caso de la gasolina están por supuesto los impuestos, si bien suele ser un impacto extraordinario. Está el caso de los costes de transporte. Los costes de refino. Los costes de almacenamiento. Los costes de marketing. Los márgenes de los distribuidores en sus diferentes escalones… Además está el tema de la divisa (el crudo cotiza en US $). Además, los sistemas de precios de venta minoristas suelen estar condicionados por medias móviles que actúan con retraso.

Merece la pena evaluar el comportamiento de la oferta de crudo en el mundo desde el punto de vista de la Teoría de Juegos

Finalmente tenemos el riesgo de que los operadores en algún punto se comporten de forma cartelizada. ¿Nos debe sorprender? No seamos ingenuos; el mayor cartel es el de la OPEP, pero en este caso someter a los productores a ferréa disciplina es difícil. De nuevo un tema apasionante el que tocas. Aquí merece la pena evaluar el comportamiento de la oferta de crudo en el mundo desde el punto de vista de la Teoría de Juegos: Irán contra Arabia Saudí; las formas no-convencionales de crudo que van a desequelibrar el mercado desde 2015 en adelante; el rol de los países no OPEP; el rol de super-consumidores como China…