Después de las palabras la semana pasada de Draghi “será suficiente, créanme”, decepción en los mercados. El discurso empezó con contundencia: “el euro es irreversible, las altas TIRes inaceptables y la prima de riesgo un problema a solucionar”. Luego, el BCE “sólo” ha mostrado la disposición de intervenir en los mercados, vía compras, después de referirse a la necesaria actuación política y de los mecanismos aprobados (EFSF/ESM). Sólo hemos sabido que sería en cantidad suficiente y centradas en tramos cortos.

La cuestión sigue siendo claramente política, podría desplazar las mejoras de sentimiento de mercados a septiembre.

Puerta más abierta a peticiones desde España o Italia a los mecanismos de ayuda financiera. Visto el apoyo desde FMI y BCE sobre las reformas en nuestro país la condicionalidad exigida sería menor. Subastas interrumpidas en agosto, los vencimientos de octubre en España marcan un límite temporal si las TIRes siguen a estos niveles. En Europa, débiles PMIs desde el lado manufacturero y cifras de servicios sin grandes mejoras salvo la de Francia.

Recomendaciones de compra: Inditex, Bayer y Siemens. Más información y análisis en El Primer Café.