Publicado en lainformacion.com.

Twitter tiene mucho que demostrar todavía. Está a la cola del sector tecnológico, está perdiendo dinero y debe encontrar la manera de monetizar la publicidad, la venta de datos de sus usuarios a terceros (que son sus dos grandes fuentes de ingresos) y sus 232 millones de usuarios”. Así resume David Navarro, gestor de renta variable de Inversis Banco, la situación de la red social dentro de su sector.

Pero lo peor es que otros miembros del sector tecnológico afines a la plataforma no viven, ni de lejos, un escenario similar. Sobre todo si hablamos de Google y LinkedIn, que son según Navarro dos de las comparables más deseadas por el mercado. Y, por tanto, el ejemplo a imitar por la red de microblogging.

¿La prueba? Las acciones del rey de los buscadores cotizan alrededor de los 1.010 dólares, el consenso de FactSet cree que pueden alcanzar los 1.100 dólares y Navarro incluso las eleva hasta los 1.200 dólares. Por tanto, el potencial alcista del gigante de internet se sitúa entre un 9% y un 17%.

“Sigo pensando que Google vale mucho dinero, porque todo lo que hace le sale bien y siempre está lanzando cosas nuevas. Su nuevo móvil Nexus es más barato que los smartphones de alta gama (cuesta la mitad que el iPhone 5S), su sistema operativo Android domina el 60% del mercado y luego están sus otros inventos como las Google Glasses, con las que se van a poder hacer fotos o mandar correos electrónicos”, argumenta el gestor.

Desde que la compañía se estrenó en bolsa en agosto de 2004, sus títulos acumulan un alza del 1.090%. Y, de momento, las perspectivas apuntan a que puede seguir subiendo.

Por otro lado, los expertos siguen creyendo que LinkedIn es la red social que mejor se está comportando en el parqué. “Muchos compran a Twitter con la plataforma para profesionales, pero yo no me atrevo a tanto”, alerta Navarro.

Lee el artículo completo en lainformacion.com