El conflicto comercial entre China y Estados Unidos va para largo y hay que pensar en los costes que puede tener. Es la opinión de Álex Fusté, economista jefe de Andbank, que nos habla en este podcast de ese impacto: “no hay evidencias de debilitamiento económico en Estados Unidos por esa escalada de tarifas por lo que es de esperar que continúen con esa estrategia. China sí parece que va a sufrir en los próximos meses, no solo porque las tarifas recortan su competitividad, sino porque el conflicto va a provocar que las empresas norteamericanas estén menos dispuestas a realizar inversiones en China. Por eso recortamos el potencial de la Bolsa china y fijamos nuevo objetivo para el yuan en 7 yuanes por dólar frente a los 6,80 actuales”.