La nueva silla de ruedas de competición de Dani Caverzaschi ya está en su poder. Mañana mostraremos en el capítulo X de Mentoring Dani que esto es una realidad. Es el episodio más deseado y queremos compartir esta satisfacción con todos vosotros.

En él se hace entrega de la nueva silla que le permitirá a Dani seguir con su carrera como deportista de élite y perseguir su sueño de entrar en el “top eight” del mundo de tenis en silla, un reto que anunciaba ya en los primeros capítulos de Mentoring Dani. Inversis Banco se enorgullece de haber participado activamente en el proceso de recaudación del dinero necesario para la compra de la silla. A su vez, queremos agradecer a todos los empleados de Inversis y a todos nuestros clientes y amigos vuestra colaboración y solidaridad.

El proceso que se ha seguido hasta tener una silla al estilo Dani, esto es, adaptada a su discapacidad y sus propias necesidades, ha seguido un riguroso protocolo. Comenzó con la toma de medidas a Dani que se transformaron en un molde de goma espuma. Una vez hecha la estructura de titanio se acopló a la silla base. Tras distintas pruebas para ajustar las medidas de Dani al cuerpo de la silla se ha dado por concluido el proceso. El resultado es una silla alejada de lo convencional. Una silla de ruedas fabricada a medida, con el asiento y la altura acorde a Dani Caverzaschi como deportista y a sus movimientos.

Como ya adelantamos en el post “una silla olímpica” , las ruedas de esta silla están dispuestas con un pequeño ángulo hacia dentro para que el giro de ésta sea más sencillo. Además, en la parte trasera cuenta con un sistema antivuelco, pieza que no suele estar en sillas de ruedas convencionales. Esto es vital para que los tenistas no pierdan el equilibrio cuando sacan, golpean a la pelota o realizan movimientos bruscos. Si no estuviera, la silla se inclinaría hacia atrás.

Todas estas características harán de su silla nueva un empuje más para competir, estar y mantenerse a la altura de los mejores. Esperamos que esto suponga un salto cualitativo en los entrenamientos y que Dani se prepare con todas las garantías para afrontar su próximo y exigente reto: el largo camino de preparación para las futuras Paralimpiadas de Río de Janeiro 2016.