Publicado en El País

Peregrinar por las oficinas bancarias para sacar partido al ahorro es una lucha conocida por el pequeño inversor. En ella no existe la alfombra roja puesta por la banca privada a los clientes con más de 300.000 euros, ni el consejo personal de los gestores de patrimonio. Los comparadores de Internet vienen al socorro del ahorrador forjado en la negociación de las comisiones y en la búsqueda de los mejores productos de inversión del mercado mundial.

Comparan las ofertas de los planes de pensiones, los depósitos, los fondos de inversión y los brókers, y dan información de productos y entidades financieras. Un esfuerzo recompensado por un público que cada vez mira más el bolsillo.

Inversis Banco ha tirado por la calle de en medio. Es una entidad financiera especializada en productos de inversión de terceros. Los tiene todos, y los compara en cinco comparadores propios muy sofisticados, especializados en todo tipo de productos. Solo el de fondos de inversión tiene 50 parámetros para que el cliente pueda elegir. “Es nuestro escaparate y la forma de enganchar clientes, por eso los tenemos en abierto. No redireccionamos las comparativas a otras entidades porque queremos que quien las pide abra una cuenta en la nuestra”, asegura Francisco Margerite, director general de Inversis Banco.

Lee el artículo completo en El País