En un contexto marcado por una política monetaria que, en el caso americano de momento ha suavizado las expectativas que Powell generó desde enero, donde los exabruptos de Trump
marcan la agenda de los mercados y de las expectativas sobre la propia Reserva Federal y que en última instancia provocan repuntes de volatilidad (de momento limitados), gestionar el
timing carece de sentido (más de lo ya habitual). Los índices han retrocedido en torno al 8% desde máximos, algo menos en EEUU. No es mucho, pero sí genera opciones de compra en valores que nos parecen interesantes  y sobre lo que queremos hacer cartera.

Más allá de estas ideas que volveremos a destacar a continuación, hay sectores en los que el castigo viene ya sobre un comportamiento muy pobre, como es el caso de autos, materiales básicos o bancos. En los dos primeros , pensamos que las ideas mejores no están en las opciones más castigada (BMW, Ranault o Arcelor, por ejemplo), si no en las opciones de más calidad, aunque menos castigadas, como Michelin o UPM. En bancos, pensamos que hay que estar con pesos limitados pero crecientes en estos movimientos de mercado y siempre a través del conjunto del sector.

 

Deutsche Telekom vuelve a demostrar que es la mejor opción en un sector muy castigado

Deutsche Telekom es el mejor valor en lo que llevamos de año, dentro de las grandes empresas de telecomunicaciones en Europa. Esto no evita que retroceda un 2% en un mercado alcista en este
periodo. Ha presentado resultados y sigue siendo una empresa que crece, tanto en ventas como Ebitda, algo de lo que no todos pueden presumir. La razón es que T-Mobile sigue teniendo una
buena evolución. Sin embargo, la compañía sigue teniendo una valoración muy interesante, con un Ev/Ebitda de 5x y FCF Yield del 10%, lo que permite un alto dividendo del 5%. Además,
la empresa tiene el nivel de deuda bastante bajo control, lo que permite pensar que el dividendo está bastante asegurado. Pensamos que DTE es una buena opción para aumentar peso en
cartera.
Junto con DTE, los valores que seguimos empujando y aprovechando para incorporar en carteras son UPM, Michelin, Infineon, Engie Y Schneider Electric. Todos ellos son valores TOP dentro de sus sectores, con buenos dividendos y que, en algunos casos cotizan con múltiplos elevados (Schneider), por lo que son opciones a buscar en momentos de debilidad del mercado.