Emitido en el informativo de Antena3

La bolsa volvió a números rojos tras las últimas tres jornadas de subidas. Las tensiones de la deuda reaparecieron y el bono a 10 años volvió a situarse cerca del 7%, con la prima de riesgo por encima de los 550 puntos. Mientras es un negocio ruinoso para España e Italia, con un alto coste para financiarse, resulta ser un gran negocio para Alemania, que se aprovecha de la situación y le prestan 3.400 millones de euros al 1,42% por deuda a 10 años, frente al 6,9% que le exigen a España y el 5,9% a Italia.

Ante el tipo de interés tan bajo de Alemania, los inversores parecen estar primando seguridad en vez de rentabilidad, ya que en la última colocación de deuda pública alemana, la demanda ha sido superior a la oferta en 1,8 veces. La situación parece clara. Si prima la seguridad la vía es la compra de deuda pública alemana, mientras que si se apuesta por la rentabilidad, sería la compra de deuda pública periférica, como la italiana y española. A más rentabilidad, más riesgo.

Marián Fernández, directora de análisis de Inversis, destaca que “Alemania está realmente en una partida de poker, ya que por una parte entiende las presiones de Europa para abaratar los costes de financiación de los países periféricos, pero internamente estamos en los meses previos en un año que va a ser de elecciones”. Ahí tienen otra clave de la política de porque no se reparte la carga entre países.

Vea la noticia íntegra en Antena3.com