Publicado en El Economista

El riesgo a una inflación baja en la eurozona ha alertado a los miembros del Consejo de Gobierno, que votaron unánimemente sobre la necesidad de una bajada de tipos, aunque discutieron sobre la idoneidad de aplicar ahora el recorte o esperar a la reunión de diciembre de la entidad.

“La mayoría de miembros explicó que podemos asistir a un escenario prolongado en el tiempo de inflación baja”, explicó Draghi, motivo suficiente para que el BCE actuara sin esperar a su próxima reunión. Sin embargo, ha rebajado la alerta al descartar la posibilidad de entrada en una fase de deflación, entendida como caída prolongada de precios. “Es importante señalar que la medida no se debe por tanto a un empeoramiento de la visión macro europea, ni a un temor a la deflación”, advierte Marián Fernández, directora de Estrategia de Inversis Banco.

Lee el artículo completo en El Economista

(Versión PDF)

En cuanto a los sectores más endeudados, entre ellos el eléctrico, se verán favorecidos por la reducción de los tipos de interés, explica Marian Fernández. Compañías como Iberdrola o Endesa pueden registrar un rally de fin de año apalancadas en la decisión del ayer del BCE.

Lee el artículo competo en Cinco Días

(Versión PDF)